SARGO DE ATARGATIS

                 

                   MUSICA y VIBRACIONES

Hubo un tiempo, en que el arte cumplía una función primordial para la vida humana, y era la expresión de una percepción y unos conocimientos profundos sobre la naturaleza del mundo.

Ya hemos visto (Geometría espacio-temporal 2), como el arte entendió siempre cual era la verdadera estructura del universo en que vivimos, y del mismo modo que nos dejó las sinfonías en piedra que son las catedrales y templos para recordarnoslo, dejó también constancia de sus descubrimientos en el campo de la música.

La idea básica de esta música, es la generación de armónicos, los armónicos son la expresión sonora del proceso recursivo omnipresente en la Naturaleza, en una palabra, fractales, en esta música, cada nota contiene una octava interna, cada una de cuyas notas contiene una octava interna, y así hasta el límite de la percepción, al parecer, los hindúes poseen la capacidad de discriminar estas octavas internas, encontrando muy placentera la experiencia cuando a nosotros nos suena una música bastante aburrida.

Existió un pueblo que usaba la música como cebo para sus pesquerías.La música objetiva posee el poder de hacer llorar o reir a una persona, de hacer crecer o morir una planta, o de enfermar o sanar a alguien, todos ellos son casos documentados, en el terreno del mito, la música de Orfeo movía montañas y los árboles corrían a escucharla, las murallas de Jericó fueron derribadas por el poder de los armónicos, y muchos templos fueron construidos liberando a las rocas de la" fuerza de gravedad", por medio de la música, cuenta Hesíodo que las murallas de Tebas fueron levantadas con el poder del sonido.

El siglo pasado, un hombre extraordinario recorrió Asia durante su juventud, recogiendo en una memoria prodigiosa toda clase de cantos , rezos y danzas sagradas que aún se conservaban en ciertos recónditos lugares, más tarde, reunió y dió forma a todo ese material que quedó conservado para la posteridad gracias al esfuerzo anónimo de mucha gente.

Hoy, un grupo de músicos fiel a sus enseñanzas, nos devuelve aquella música en toda su plenitud.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Meetings with remarkable men- es una película de Peter Brooks que recrea la búsqueda y el ambiente en que vivió Gurdjieff, entre otras secuencias inolvidables, están el concurso de cantos en las montañas, y las danzas sagradas de los templos.

 

Meetings with remarkable men

 

 

 Desgraciadamente queda muy  poco de los derviches Mevlevi,  la que fue una gran organización poseedora de profundos conocimientos, es hoy apenas un espectáculo para el consumo público controlado por los poderes políticos que ignoran absolutamente lo que pueda significar el término "danzas sagradas".

 

Huun-Huur-Tu es un excepcional grupo de artistas mongoles, como testigos de la desaparición de su cultura tradicional, han optado por darla a conocer , su virtuosismo e inspiración no tiene comparación posible. Son la expresión más pura del canto gutural de armónicos.

 

Huun-Huur-Tu

 

 Imposible no traer aquí otra muestra de arte objetivo donde fractales y geometría brillan con luz cegadora.

 

 

 

 

 Los videos que siguen muestran el poder de las vibraciones para estructurar la forma y la materia, el hecho notable es que se trata de un proceso instantáneo, a un cambio de frecuencia, corresponde un cambio de forma, la creación es algo instantáneo que está ocurriendo  siempre y delante de nuestros ojos, la vibración crea y sostiene la forma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A la vista de las imágenes, no parece tan descabellado pensar que la música objetiva tenía realmente el poder que le atribuye el mito.

Es perfectamente posible que hayamos tomado un camino totalmente erróneo, y hayamos dejado de lado conocimientos que muy bien podrían dar origen a una civilización enteramente diferente.

Consideremos el MagLev, o levitación magnética, usada en trenes de alta velocidad.

 Como sabemos, el modo de magnetizar una barra de acero consiste en alinearla con el campo magnético de la Tierra y golpearla, al cesar la vibración, la mayor parte de sus moléculas se han alineado con el eje terrestre y la barra es magnética, en otras palabras, la vibración está en la base de la levitación, o antigravedad, si nos gusta más, ya no parece tan absurda la idea de que algunos templos se levantaron liberando a las rocas de la fuerza de la gravedad mediante sonidos.

      

     

 

 

Lagarto doméstico

 

           Este pequeño animalejo es común en las casas rústicas de la zona de Tarragona y se le conoce como "dragonet", lo que lo hace especial es el modo tan descarado en que se ríe de nuestras ideas por el mero hecho de existir.

 Porque, al igual que los moken, o los moscardones, desafían todas nuestras supuestas "leyes físicas", en el caso de los moken, por que caminan por el fondo del mar, en el de los moscardones porque no hay ley física que pueda explicar como vuelan

   Nuestro pequeño lagarto camina por el techo exactamente igual que  camina por el suelo, y al decir exactamente igual estamos hablando de algo que es imposible, pues si la gravedad aplasta a los lagartos contra el suelo, ¿Por qué no hace que se descuelguen las partes del cuerpo que no poseen ventosas, como la cola, por ejemplo? ¿Porqué  no está haciendo un esfuerzo para mantenerse colgado?

  Al revés, lo que está es apoyado en el techo, Estar colgado le restaría muchísima agilidad, el hecho es que corren por el techo a mucha velocidad si se sienten amenazados ,mucha velocidad significa que no puedes seguirlo con la vista, es difícil imaginar que sólo se sostenga con esas diminutas ventosas rozando apenas el techo, porque a la velocidad que se mueven, no hay tiempo material de que una ventosa se adhiera al techo pero estén parados o en movimiento, no se despegan ni un milímetro, y como puede apreciarse en la imagen, en este caso el techo es bastante rugoso y accidentado para su tamaño.

    Tengo la intuición de que el tiempo juega aquí un papel oculto, pero soy incapaz de dar forma a la idea, al menos de momento.

 

         

                        

 

 

 

 

Copyright 2011-2017 by Diego Sánchez Campos/ Reservados todos los derechos